Category Archives: Higiene dental

Xerostomía o falta de saliva en la boca

¿Alguna vez te has preguntado la importancia que tiene la saliva en nuestra boca? Si lo has hecho, hoy desde López&Suárez Clínica Dental, te resolveremos esta cuestión y puede que algunas más sobre este líquido secretado por nuestras glándulas salivales.

La saliva, es un líquido acuoso que humedece nuestra cavidad bucal, es decir, nuestra boca, y que es secretada por las glándulas salivales. Esta se encarga de humedecer y descomponer los alimentos que ingerimos limpiando así las partículas o residuos de comida que han quedado atrapados en los dientes y las encías. Además de ayudarnos a tragar todo tipo de alimentos o bebidas.

Uno de los datos más curiosos, es que contiene minerales naturales como el calcio o el fosfato, los cuales ayudarán a mantener los dientes fuertes y a combatir las caries dentales que puedan surgir en la dentadura.

Sin embargo, en ocasiones puede ser que nos encontremos con una sequedad fuera de lo normal. Es lo que se conoce como Xerostomía. Bien es cierto, que todos y todas podemos tener de vez en cuando la boca seca, pero si la sequedad persiste, podría dificultar el hablar, el tragar e incluso el masticar.

A continuación os hablaremos más sobre este problema medico dental, sobre sus causas y efectos, y lo más esencial, de cómo solucionarlo.

Primero, ¿qué es la Xerostomía?

Se trata de un problema médico o enfermedad bucal en el que destaca la falta de saliva para poder mantener la boca húmeda. Esta es provocada por una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales.

Y es que la presencia de la saliva en nuestra boca es importante, sobre todo, para mantener un equilibrio de microorganismos en el ambiente oral, y evitar así la aparición de caries, enfermedades en las encías, halitosis o mal aliento, entre otras.

El origen de la Xerostomía, puede ser variado, sin embargo, se distinguen dos tipos:

  • Xerostomía reversible: caracterizada por registrar actividad glandular residual donde la secreción salival puede ser estimulante, regulada y controlada. Esta suele ser causada por: medicamentos, estrés…
  • Xerostomía irreversible: se da cuando hay un daño irreparable a nivel glandular que impide su óptimo funcionamiento. Suele ser diagnosticada en pacientes que sufren el síndrome de Sjögren o pacientes con alguna patología como el cáncer de cabeza y cuello, debido a las grandes dosis de radiación.

Bien es cierto, que además de por las causas anteriores, la Xerostomía se podría dar también por otras causas:

  • Hablar en público: esto aumenta la necesidad de salivación para vocalizar mejor las palabras
  • Sufrir de diabetes, lo que altera el funcionamiento glandular.
  • Ausencia de dientes en la dentadura: esto provoca una disminución de estímulos en la boca, lo que deriva a una menor producción de saliva.
  • Consumo de tabaco y alcohol: puesto que inhibe la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Dieta desequilibrada

 

¿Qué efectos crea la Xerostomía en nuestro organismo?

En el momento en el que sientas que la sequedad bucal no desaparece, y por tanto persiste, como profesionales en el sector de salud dental, te aconsejamos acudir de inmediato a tu médico de confianza. De esta manera, podrán realizarte algunas pruebas médicas como:

  • Sialometría: mide la cantidad de saliva que segrega la boca del paciente.
  • Biopsia de las glándulas salivales: se podrá observar si hay inflamación y/o destrucción del tejido glandular.

La falta de humedad de la cavidad bucal puede provocar diversas manifestaciones clínicas o enfermedades bucales que pueden provocar una disminución en la calidad de vida del paciente que la padece. Los efectos que podría causar son:

  • Lesiones curiosas.
  • Faringitis, laringitis, o dispepsia.
  • Ulceras bucales e infecciones locales causadas por candidiasis, halitosis o fisuras en los labios.
  • Inflamación de las encías
  • Sequedad, y enrojecimiento de los tejidos blandos de la boca.

Soluciones a la Xerostomía.

Ahora que disponemos de la información necesaria para saber cuales podrían ser las causas y efectos de esta enfermedad bucal, y conocemos cómo podemos localizarla o saber que la padecemos. Desde nuestra clínica dental LÓPEZ&SUAREZ, os proporcionaremos una serie de soluciones que podrían ayudar a su desaparición o a combatir dicha enfermedad.

Antes de nada, debes saber que es extremadamente importante en estos casos, una higiene dental y bucodental completa y perfecta, a diario. Esto evitará que las baterías que amenazan a nuestra boca aparezcan de inmediato.

Además, recomendamos:

  • Cambiar, suprimir o reducir los fármacos xerostomizantes que se estén tomando. Consultando siempre antes a tu médico de confianza.
  • Utilizar agentes humectantes, sustitutos salivales y/o sialogogos. Recomendables aquellos que tengan formulaciones con betaína, alantoína, aloe vera, flúor y xilitol como parte de la higiene bucal diaria.
  • En aquellos casos en que las glándulas salivales sean funcionales, se pueden utilizar sialogogos para estimular la secreción de saliva, como el ácido má
  • Realizar revisiones periódicas en nuestra clínica dental de Almería

Para más información acerca de este problema, así como de cualquier cuestión relacionada con la salud dental, estaremos encantados de atenderte en el Tel. 950 63 17 63 o enviando un mensaje a hola@lopezysuarezclinicadental.com .

Porque en nuestra clínica cuidamos de ti y de tu sonrisa.

Cuidados dentales durante el embarazo

Probablemente uno de los momentos más emotivos y bonitos de la vida comienza cuando te dan la noticia de que estás embarazada. En ese instante se paraliza el mundo, todo tu alrededor se convierte en armonía e ilusión. A medida que avanza el tiempo y comenzamos a notar movimiento o “pataditas”, nuestro cerebro y sistema nervioso solo piensa y actúa en consecuencia, para cuidar y dar lo mejor a nuestro futuro bebé.

En este periodo de la mujer juega un papel muy importante el cuidado dental. Todo recae en mantener una adecuada higiene bucal, sin sarro, manchas o bacterias. Esto se verá traducido en unos dientes sanos y protegidos frente a enfermedades bucales como la gingivitis, la caries o la periodontitis, enfermedades con las que se pueden ver perjudicado el feto durante la gestación.

El origen de los posibles problemas dentales durante el embarazo radica en los cambios fisiológicos y hormonales que sufre el cuerpo femenino a la hora de prepararse para la gestación. Algunos de los síntomas del embarazo, como las náuseas, vómitos y aumento de la permeabilidad oral pueden dar lugar a las siguientes consecuencias para la salud oral de las mamás:

Periodontitis

Normalmente, una gingivitis que genera una hipersensibilidad de las encías por aumento de la permeabilidad vascular.

Movilidad dentaria.

Si la gingivitis se convierte en una periodontitis, podría conllevar el movimiento dental a posteriori.

Erosión dental.

Debido a la exposición dental al acido gástrico cuando se producen vómitos recurrentes.

Sensibilidad dental.

Como consecuencia de las erosiones anteriormente mencionadas, el esmalte se daña, erosiona, y expone los nervios a estímulos hipersensibles. Los vómitos, náuseas y antojos, aumentan la frecuencia de las comidas. ¿Consecuencias? descuido de la salud oral, provocando en la mayoría de los casos mal aliento.

Halitosis

Los vómitos, náuseas y antojos, aumentan la frecuencia de las comidas. ¿Consecuencias? descuido de la salud oral, provocando en la mayoría de los casos mal aliento.

embarazo y salud ental

Otro aspecto que debemos tener en cuenta, a la hora del cuidado dental especial en mujeres embarazadas, es cuando acudimos a la clínica dental. La paciente debe sentarse en un sillón donde la posición que adquiera sea de ligero decúbito lateral, mediante un cojín debajo del glúteo derecho para evitar la compresión sobre la vena cava inferior. El tiempo estipulado paras las revisiones rondará los 30 minutos, y será recomendable no exceder ni sobrepasar dicha hora, para que todo fluya con normalidad.

La gran mayoría de los problemas anteriormente mencionados se remedian con una buena salud oral, y una constancia antes, durante y después del embarazo. Estas pequeñas acciones no solo mejoran la salud general de las mujeres, sino que también contribuye a la salud del bebe, disminuyendo el riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer o preeclampsia/eclampsia.

Y recuerda, todo comienza y termina con una sonrisa sana y cuidada. Prepárala durante esta época para darle la mejor bienvenida y mostrar tu mejor sonrisa muy pronto a tu bebé.

Un cepillo de dientes ¿para toda la vida?

Las enfermedades bucales, como el resto de enfermedades, son impredecibles e incluso a veces, inevitables. Sin embargo, existe un truco muy sencillo, fácil y económico que no falla para la prevención de muchas de ellas: HIGIENE BUCAL COMPLETA y DIARIA.

¿Qué quiere decir higiene bucal COMPLETA diaria?

Lo cierto es que la higiene bucal no consiste en un cepillado de dientes a toda prisa y un minuto antes de salir de casa. Un correcto cuidado de la boca comienza con el buen estado de los utensilios de limpieza y termina con un cepillado pautado y a conciencia después de la ingesta de alimentos. No obstante, haremos un repaso de los tips más importantes:

  1. El número de veces al día que debes cepillarte los dientes no existe. Los limpiarás cada vez que comas, por tanto, si comes 3 veces, deberías cepillar tus dientes tres veces, pero, si por el contrario comes 6, pues 6. Que el número no te limite.
  2. El cepillado debe durar entre 3 y 4 minutos, utilizando una técnica que toque todas las caras del diente; no debes olvidar la parte interna ni los molares, aunque sean menos visibles.
  3. Cepillar tu lengua es casi tan importante como cepillar los dientes. Sin embargo, esta tarea déjala para el final, dado que, si cepillas los dientes después de tu lengua, pasaras las bacterias existentes en la lengua al resto de la boca. Todo tiene su orden.

Pero, ¿te has parado a pensar en tu cepillo?

El cepillo es la herramienta vital que determinará la eficacia del cuidado dental. Continúa leyendo para comprobar si cumples la mayoría de las recomendaciones de los especialistas:

  1. Existen cepillos dentales con diferentes durezas, dependiendo de la intensidad de las cerdas. Lo recomendable es media o suave, dependiendo de la sensibilidad dental del consumidor.
  2. Renueva el cepillo cada 2 o 3 meses, sin falta.
  3. En caso de padecer una gripe, resfriado, o enfermedad, debes renovar el cepillo después de terminar de padecerla. De esta manera evitarás posibles residuos o bacterias procedentes de la enfermedad.
  4. Este punto parece el más obvio, sin embargo, los más pequeños de la casa no lo ven tan descabellado: NO compartas el cepillo de dientes bajo ninguna circunstancia.
  5. Tras el cepillado, limpia el cepillo con abundante agua eliminando restos de pasta dental y posibles bacterias en su totalidad.
  6. Si sois varios miembros en la familia, evitar utilizar el mismo cepillero. En caso de ser así procurar que los cepillos no se toquen entre sí.
  7. ¿Y el capuchón que viene con los cepillos de dientes? Tiene la cobertura perfecta para proteger los cepillos, permitiendo la entrada de aire y sin cubrir por completo.
  8. ¿Te vas de vacaciones? Cúbrelo bien durante el transporte para que no se transmitan las bacterias del entorno.

¿Cumples al menos 4 de las 8 recomendaciones? ¿O por lo menos las conocías? Entonces estás en el punto exacto para comenzar a poner el foco en la importancia de cuidar nuestro cepillo dental de manera reiterada.

Piensa que es una herramienta que utilizamos varias veces al día, y que por tanto su desgaste es mayor que el de otros utensilios frecuentes. Si sumamos que la boca es un foco de bacterias que provienen de las comidas y en muchas ocasiones de las manos, deberíamos poner aún más atención en su cuidado.

Y, por supuesto, para cualquier duda que necesites, en López y Suárez Clínica Dental, estamos a tu completa disposición. Consúltanos en el Tel. 950 63 17 63 o en C/Altamira 26, 04005 Almería.

¿Afecta el calor en verano a nuestra salud dental?

Acabamos de entrar en la estación favorita por excelencia. El verano huele a mar, a amigos, a desconexión, a libertad, a descanso, a halitosis. ¡ESPERA!. ¿Cómo va a oler el verano a halitosis?

La realidad es que esta época del año tiene numerosas ventajas para nuestro estado de ánimo, pero nuestro cuerpo lo sufre de otra manera.

Uno de los factores de mayor riesgo son las altas temperaturas que, junto con la exposición solar y una actividad diaria media, dan como resultado un aumento de la perdida de líquidos (agua) de nuestro organismo. Como respuesta, el cuerpo se adapta y aprende a convivir con ese déficit de agua y sales minerales, lo que provoca una disminución de saliva. La sequedad bucal se deriva de esta pérdida de saliva, encargada de proteger, en gran parte, a nuestros dientes de agentes dañinos externos.

La sequedad bucal es el escenario perfecto para las bacterias, pudiendo desarrollarse casos de caries o incluso gingivitis. En otros casos, el panorama se limita a derivar en una halitosis severa o un aumento de la sensibilidad dental hacia el frio o el calor.

Cualquier de los problemas anteriores tiene una solución más que asequible: HIDRATAR NUESTRO CUERPO. Si en las épocas más calurosas nos esforzamos en compensar el agua o sales minerales que perdemos, nuestro cuerpo no deberá adaptarse a ese déficit de líquidos, por lo que seguiremos segregando saliva de manera habitual.

Desde López y Suárez Clínica Dental, te dejamos nuestras recomendaciones para que este verano sea positivo y saludable en todos los ámbitos, por supuesto que también en el de tu salud dental:

  1. Cepillado e higiene bucal, sin excusas. En las épocas estivales tendemos a salir más de lo habitual y descuidar la higiene bucal como consecuencia. ¡Esto se ha terminado! Prioriza el cepillado y las revisiones en cualquier situación.
  2. No te olvides del hilo dental, es fácil de llevar, y puede sacarte de un apuro si estás fuera de casa.
  3. Alimentos saludables. Céntrate en comer mucha fruta y verdura, dado que sus altos contenidos en agua ayudarán a reforzar la hidratación, especialmente necesaria durante el verano.
  4. Lleva en tu bolso o neceser un kit de cuidado bucal, donde incluyas un cepillo de dientes, hilo dental y dentífrico. De esta manera tu boca siempre estará libre de bacterias.
  5. BEBER, BEBER Y BEBER MÁS AGUA.

Y recuerda, en verano, siempre cepillo en mano.

¿Lesiones musculares y caries?

Una caries es un tipo de erosión y orificio que aparece en los dientes de forma permanente, teniendo en muchas ocasiones zonas con colores más amarillentos u oscuros. Entre las numerosas causas que pueden causar las caries encontramos los alimentos azucarados y una higiene bucal deficiente. Pero esto no es ninguna sorpresa.

En cambio, ¿qué tiene que ver una lesión muscular con las caries?

La odontología deportiva es la disciplina encargada de estudiar la relación existente entre la salud dental y el rendimiento deportivo. Su trabajo consiste en estudiar, revisar, controlar, prevenir y tratar las lesiones, golpes y enfermedades en la boca del atleta o deportista.

Se asocia que la práctica de deporte favorece la salud bucodental, y por el contrario una salud oral deficiente pone en riesgo la salud de todo nuestro cuerpo a través de inflamaciones sistémicas causadas en muchas ocasiones por una infección bacteriana grave.

Una falta de higiene bucal puede derivar en una acumulación bacteriana en dientes y encías, ocasionando caries y enfermedades en los tejidos que rodean los dientes. Si esta infección traspasa al torrente sanguíneo puede llegar al corazón, estómago, hígado y sistema muscular, transportando las bacterias a los músculos y articulaciones. Esto puede producir fatiga, cansancio o situaciones de malestar.

Tanto es así, que algunos estudios revelan que el 18% de los deportistas reconoce que los problemas de su salud bucodental han influido negativamente en su rendimiento deportivo. Un porcentaje muy elevado entre los millones de deportistas que existen.

Además, existen casos concretos de deportistas que padecían de calambres regulares en los gemelos. Los asistentes de cuidado deportivo realizaban numerosas pruebas en diferentes ámbitos hasta que una revisión bucodental dictaminó la existencia de caries escondidas en los molares. Tras tratarlas, el deportista dejo de padecer los calambres. Por este motivo, muchos médicos recomiendan revisiones dentales ante lesiones no traumáticas antes de proseguir con otras pruebas médicas.

Es asombroso cómo el cuerpo humano está completamente interrelacionado entre sí, de tal manera que una infección bucal podría llegar hasta el corazón o incluso hasta el gemelo a través del torrente sanguíneo. Aunque parezca un proceso complejo, que tiene una solución muy simple, y como comentábamos antes, muy repetida por los profesionales: BUENA HIGIENE BUCAL Y ADECUADA ALIMENTACIÓN.

 

Blanqueamiento dentales caseros, ¿buena o mala idea?

El blanqueamiento dental se cataloga dentro de la odontología estética como un tratamiento que consiste en conseguir reducir las tonalidades del esmalte del diente original hasta conseguir una sonrisa más blanca y radiante.

Pero, ¿por qué nace la necesidad de blanquearnos los dientes?

Lo cierto es que, de manera progresiva y por la propia naturaleza del esmalte del diente, cada vez nuestra sonrisa pierde brillo y vitalidad. Es simplemente el paso del tiempo. Sin embargo, existen factores externos, y que dependen de nuestros hábitos, que pueden acelerar dicho proceso:

  1. Una inadecuada higiene oral.

El uso de algunos productos destinados a la higiene bucal puede erosionar el esmalte o favorecer su deterioro. Puede ser el caso de enjuagues bucales o pastas dentales que contienen clorhexidina, cuyo uso está destinado para la inflamación de encías.

  1. Alimentación.

Somos lo que comemos, y es que el proceso de digestión comienza en la boca. Todos los alimentos son masticados por nuestra dentadura con ayuda de la saliva, y pasan ya directamente al estómago. En ese proceso de masticado es donde se producen muchas roturas de esmalte y desgaste, dependiendo del tipo de alimentos que solemos ingerir. A partir de ahora, ten en cuenta los siguientes:

  • Café y té. Contienen taninos y pueden causar manchas perceptibles en el esmalte del diente.
  • Vino tinto. Contiene alto nivel de acidez que erosiona el esmalte.
  • Frutas y verduras. Sobre todo, las piezas de color más oscuro, con altas concentraciones cítricas. Por ejemplo los arándanos, moras, cerezas o remolacha.
  • Bebidas gaseosas o zumos de frutas. Sobre todo, si son de colores oscuros y tienen altos contenidos en azúcares añadidos.
  • Salsas con colores intensos, como la soja o el vinagre de Módena, los cuales contienen agentes decolorantes.
  • Colorantes y azúcares dañan gravemente el esmalte.

Recuerda que las bebidas son más peligrosas a la hora de dañar el esmalte, porque por un lado ingerimos mayor volumen de líquido que de comida, y por otro lado aprovechan la porosidad del esmalte para afectarlo en mayor medida.

¿Ya eres un experto en blanqueamiento dental?

Lo cierto es que esto es solo una pincelada sobre cómo se deteriora el esmalte de nuestros dientes y aparecen esas manchas que pueden ser incómodas a la hora de sonreír. Pero debemos tener en cuenta que en los blanqueamientos dentales NO existen atajos. En internet y las redes sociales se están viralizando muchos tratamientos de blanqueamiento dental casero que no tiene en cuenta las siguientes cuestiones:

  1. Historial clínico del paciente. Si tiene carillas de porcelana o composite que no se blanqueen con el tratamiento, o enfermedades bucales.
  2. Hábitos o recomendaciones a tener en cuenta durante y después del blanqueamiento.
  3. Si la dentadura es apta para la realización del blanqueamiento dental.
  4. Peligros del abuso de este tipo de tratamientos no controlados.

Los blanqueamientos dentales sin asesoramiento de un experto, pueden ocasionar graves daños en el esmalte y la salud del propio diente. Algunos de ellos son:

  • Bicarbonato sódico, limón o agua oxigenada son algunos de los componentes que se recomiendan para los tratamientos de blanqueamiento casero. Lo que no saben es que frotar cualquiera de estos productos contra los dientes puede abrasar el esmalte o dar lugar a problemas de sensibilidad a largo plazo.
  • Podemos desgastar el esmalte; único tejido del cuerpo humano que no se regenera de manera natural.
  • Consumo de frutas como fresas o comer cascaras de plátano no son remedios científicos que aseguren el blanqueamiento dental, aunque sí te harán pasar un mal rato casi con total seguridad.
  • Cuidar los productos de higiene bucal que están a disposición de todos. Leer su composición y consultar con expertos en la materia.

En resumen…

Muchos de nosotros soñamos con tener una sonrisa blanca y brillante. Evitar todos aquellos productos que desgastan nuestro esmalte sí que es un remedio que puede contribuir a nuestra meta. En caso de que no sea suficiente, acude a profesionales de odontología estética, quiénes te asesoraremos sobre la mejor opción para conseguir esos resultados que tanto anhelas.

Y, sobre todo, recuerda que en los tratamientos dentales no existe la magia, sino profesionales cualificados. ¡Lo barato, al final, siempre sale caro!

 

Para más información llámanos sin compromiso al Tel. 950 63 17 63, o escríbenos por WhatsApp al Móvil 676 46 47 74. También puedes visitarnos nuestra clínica dental en Calle Altamira, 26, 04005 Almería, bajo cita previa.

Hipoplasia del esmalte ¿Qué es?

Seguramente nunca hayas escuchado la palabra hipoplasia, pero, aunque te sorprenda, esta anomalía en el esmalte dental seguramente lo hayas visto en alguno de tus familiares, amigos o conocidos, ya que es bastante frecuente en niños y adultos. ¡Consuste en una mancha dental en alguno de los dientes!

¿Hipoplasia, qué es?

La hipoplasia del esmalte es un defecto de la estructura dental y consiste en una mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes, es decir el diente tiene menos cantidad de esmalte de lo normal, y ocurre cuando los dientes aún están en desarrollo y puede afectar tanto a los dientes de leche como a los dientes permanentes.

Signos de hipoplasia

Algunos de los signos de la hipoplasia son obvios y se ven a simple vista, pero otros son más difíciles de detectar y pueden no notarse hasta que causan mayores problemas dentales o son diagnosticados por un odontólogo o dentista.

La deficiencia dental provocada por la falta de esmalte puede ser leve, moderada o severa, y puede producir diversos problemas en el diente como hoyos, cavidades, depresiones y fisuras; puede afectar a la coloración dental donde aparecerán manchas blancas o manchas de color marrón amarillento. Además, afecta a la sensibilidad por el calor y frío, y los dientes afectados son más susceptibles a los ácidos y a la retención de bacterias dañinas y, por tanto, son más vulnerables a padecer caries.

Hay un tipo de hipoplasia llamada Hipoplasia de Turner que se presenta como una mancha blanca sobre el diente. El motivo suele ser un traumatismo en pleno proceso de mineralización en la infancia, por lo que es más frecuente en niños menores de cuatro años, ya que cualquier traumatismo que suceda después de esta edad, no suele provocar defectos en el esmalte porque el diente ya está calcificado y se vuelve por tanto más resistente y fuerte.

que es la hipoplasia

Causas

El desarrollo defectuoso del esmalte puede ser causado por diferentes factores, aquí os exponemos algunas de las causas más habituales de la hipoplasia:

  1. Amilogénesis imperfecta o hipoplasia congénita del esmalte, cuando el problema viene causado con carácter hereditario.
  2. Problemas prenatales como deficiencia materna de vitamina D, parto prematuro o bajo peso al nacer.
  3. Por fluorosis dental o alta exposición al flúor.
  4. Mala nutrición y/o déficit nutricionales.
  5. Infecciones graves o enfermedades.
  6. Períodos de fiebre alta, en particular en el primer año de vida.
  7. Deficiencia de calcio y vitaminas A, C o D o enfermedad celíaca.

En ocasiones es complicado saber con exactitud el origen de la falta de esmalte. Por este motivo es muy importante visitar al dentista con periodicidad, ya que la detección temprana y el diagnóstico a tiempo es esencial.

Tratamientos

La hipoplasia del esmalte, sólo deberá ser tratada por un odontólogo, ya que el esmalte dental no puede repararse ni mejorará por sí solo, por tanto, dependiendo de la gravedad de cada caso, el dentista determinará el tratamiento pertinente para reparar las áreas afectadas. Los objetivos primordiales de los tratamientos es prevenir la caries dental, conservar la estructura dental y mantener una buena mordida.

Los tratamientos más comunes utilizados por los especialistas suelen ser:

  • En los casos leves, suelen utilizar un sellador de fisuras transparente u obturaciones.
  • Las apariciones de manchas blancas se pueden solucionar con diversos tratamientos dependiendo de la gravedad: blanqueamiento dental, microabrasión dental y en los casos más extremos se suele recomendar la colocación de carillas de porcelana o composite.
  • Si el diente tiene el esmalte rugoso se puede optar por colocar una funda o corona dental.
  • Mientras que en los casos más graves, donde no se puede aplicar ninguna de las soluciones anteriores, se suele extraer la pieza dental afectada y el especialista valorará la colocación de un implante.

Como decimos siempre, es imprescindible mantener los dientes lo más saludables posibles, con una buena higiene bucal, reducir los malos hábitos que pueden afectar a nuestra salud bucal, cuidando la ingesta de alimentos, reduciendo las bebidas azucaradas y ácidas y, especialmente, el consumo de tabaco. Además, es muy importante visitar al dentista de manera regular y por supuesto, ante cualquier sospecha de problema, ya que la detección temprana es crucial.

Para más información llama al Tel. 950 63 17 63, o escríbenos por WhatsApp al Móvil 676 46 47 74. También puedes visitarnos nuestra clínica dental en Calle Altamira, 26, 04005 Almería, bajo cita previa.

EL CÁNCER ORAL: La importancia de la prevención.

La detección precoz del cáncer oral puede salvar la vida de muchas personas. Sólo lleva 5 minutos de exploración periódica en el dentista. Este mes de febrero, en el que celebramos el día mundia contra el cáncer, queremos hacer mucho hincapié en la importancia del diagnóstico precoz y las revisiones rutinarias para llegar a tiempo. En lo que respecta al cáncer de boca, lamentablemente tenemos que decir que es un tipo de cáncer que aumenta año tras año, provocando el fallecimiento del 50% de las personas diagnosticadas, siendo el 85% de los casos en España diagnosticados de forma tardía, según el Consejo General de Dentistas.

Para enfrentarnos al cáncer oral lo primero que debemos hacer es conocerlo, saber cómo debemos prevenirlo y cómo podemos detectarlo.

¿Qué es el cáncer oral?

El cáncer oral es un tumor maligno que afecta a cualquiera de los tejidos de la cavidad oral. La mayoría comienzan en las células planas que cubren la superficie de la boca, lengua y labios, pero también puede producirse en la mandíbula superior o inferior, las encías, las mejillas y la garganta.

¿Cómo se puede prevenir?

Existen una serie de hábitos que pueden prevenir el cáncer oral, tomando ciertas precauciones, evitando factores irritantes que favorecen su aparición, y cambiando ciertos hábitos de vida.

  • Evita el consumo de alcohol y tabaco.
  • Intenta llevar una dieta sana y equilibrada. Incluye en tu dieta fruta, verdura y pescado diario, para tener controlado tu peso.
  • Utiliza protector solar tanto en los labios como alrededor de la boca.
  • Toma prevenciones para no contraer el virus del papiloma humano (VPH). Este virus es una enfermedad de transmisión sexual que puede provocar lesiones orales cancerígenas.
  • Mantén una buena salud oral, con una correcta higiene bucodental.
  • Acude a las revisiones anuales con tu dentista para corroborar que no existe ninguna enfermedad bucodental.
  • Comprueba que tu prótesis dental está correctamente adaptada a tu boca, y no provoca rozaduras.
  • Practica una actividad física diaria.
  • Evita el estrés y duerme un mínimo de 8 horas.

¿Cuáles son los síntomas y cómo podemos detectarlo?

Podemos encontrar el cáncer oral de diferentes formas y provocando distintas patologías. Habitualmente suele aparecer como una úlcera o llaga, mancha blanca o roja, un bulto, una dureza, sangrado, dolor o problemas al hablar, masticar, tragar, mover la lengua o la mandíbula o haciendo sentir un hormigueo por cavidad oral.

Algunos de estos síntomas pueden aparecer frecuentemente por diversos factores, pero lo más habitual es que sean de origen traumático y que en 2 semanas cicatricen por completo y desaparezcan. Debes estar alerta porque si alguna anomalía no se cura pasados 15 días debes acudir a tu dentista, para que pueda explorar tu boca y valorar el problema. Confía en él, es el que mejor conoce tu boca.

Autoexplórate y consigue detectar el cáncer a tiempo ¿Cómo debes hacerlo?

Es importante estar atentos ante cualquier cambio que se produzca en nuestro cuerpo, y  ello es imprescindible conocer nuestro cuerpo y explorarnos. En el momento que detectemos cualquier anomalía debemos acudir a un especialista.

En el caso del cáncer oral la forma correcta para autoexplorarse es siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Observa tu cara, palpa todas las regiones de la misma, aprende a distinguir y trata de recordar la consistencia y los rasgos de cada una.
  2. Compara ambos lados de la cara para detectar diferencias, alteraciones de tamaño o forma, bultos, durezas, manchas, asperezas., etc.
  3. Toca y observa los labios comprobando su consistencia, color y forma.
  4. Lleva a cabo la misma acción con las encías y las mucosas buscando posibles cambios.
  5. Saca la lengua y examina el dorso, ambos laterales y el inferior de la boca.
  6. Examina y tócate el cuello en busca de posibles protuberancias o bultos.

Si detectas alguna anomalía en la cavidad oral, no dudes en visitarnos lo antes posible. En nuestra clínica dental López y Suárez recomendamos la autoexploración periódica, pero sin olvidar tu revisión anual, o ante cualquier síntoma de alerta, en clínica.

Contacta con nosotros si tienes dudas o quieres pedir cita para una revisión llamando al 950 63 17 63 o escríbenos por WhatsApp: 676 46 47 74

¡Juntos podemos y queremos crear ETERNAS y SALUDABLES SONRISAS!

Enfermedades Periodontales. Lo que debes saber.

Las enfermedades periodontales se producen por la aglomeración de bacterias, que originan un cambio en el periodonto. Este tipo de trastornos deben de ser tratados cuanto antes, ya que si van a más, pueden ocasionar la caída de los dientes, y además de provocar la pérdida de la sujeción de la encía y el hueso, también pueden desarrollar otro tipo de enfermedades en nuestro organismo.

Existen fundamentalmente dos tipos de enfermedades periodontales:

  1. La principal causa por la que se produce es por la acumulación de la placa bacteriana, lo que se considera la primera fase de la enfermedad periodontal. La placa está compuesta por un material pringoso compuesto por bacterias, moco y restos de alimentos que se almacenan en las partes expuestas a los dientes. Es importante eliminarla correctamente, ya que sino se transforma en sarro que se queda sujeto en la base del diente y acabará inflamando las encías.

Los síntomas más habituales son: sangrado de encías, sensibilidad y enrojecimiento de la zona afectada.

Los malos hábitos que aumentan el riesgo de gingivitis son:

  • Mala higiene bucal.
  • Embarazo, debido a los cambios hormonales, que aumentan la sensibilidad en las encías.
  • Infecciones sistémicas.
  • Uso de medicamentos como son la píldora anticonceptiva, fenitoína o bismuto
  • Diabetes mal controlada.

La gingivitis es una afección variable, si no se detecta a tiempo puede desarrollarse más y acabar provoncando una periodontitis.

  1. Es una grave enfermedad en las encías, e irreversible. Se caracteriza por la destrucción del hueso que sujeta los dientes. Esta afección puede producir que los dientes se aflojen o incluso la pérdida de los mismos. Es una enfermedad muy común en los adultos. Los síntomas más comunes son: halitosis, inflamación/ enrojecimiento de las encías, dolor al masticar, movilidad de los dientes al palpar, entre otros.

Las malas rutinas que aumentan el riesgo de periodontitis son:

  • Consumo de drogas como la marihuana, recreativas…
  • Mala nutrición.
  • Mala higiene dental.
  • Medicamentos que inducen a cambios en las encías.

Tratamiento para las enfermedades periodontales.

Si estamos ante la primera fase de la enfermedad (gingivitis) la periodoncia se puede solucionar con una limpieza bucal realizada por un profesional en la clínica para quitar todo el sarro acumilado y la placa bacteriana del paciente.

Eso sí, está en manos del paciente seguir con un mantenimiento adecuado de su higiene bucodental. En López y Suárez Clínica dental te ayudaremos a tratar y prevenir esta molesta enfermedad y a tener una sonrisa sana. No dudes en consultarnos sobre cualquier duda para conseguir una sonrisa plena.

¡Hasta pronto!

Síndrome de Sjögren

El síndrome de Sjögren o el síndrome de la boca seca, es una enfermedad autoinmune sistémica crónica, que provoca la destrucción de las glándulas secretoras exocrinas, las responsables de producir las lágrimas y la saliva. Este síndrome puede afectar a cualquier parte del organismo, como intestino, bronquios, pulmones, glándula tiroides, piel, músculos, riñones y sistema nervioso, pero sus síntomas más frecuentes son la sequedad oral y ocular.

¿Cómo afecta a nuestra salud bucal?

El síndrome Sjögren  destruye el tejido de las glándulas salivales causando así la disminución de la producción de saliva (hiposialia), provocando sequedad oral, irritación de la mucosa, queilitis glandular, halitosis y caries. Por tanto quien padece dicho síndrome al no generar suficiente saliva, puede padecer una variedad de problemas bucales.

La presencia de la saliva en la cavidad oral es muy importante, porque gracias a ella se mantienen húmedos los tejidos orales y mantiene sana nuestra boca, ya que la saliva es una defensa o agente limpiador de los dientes, además facilita mucho nuestras acciones diarias como hablar o masticar.

Enfermedades o problemas bucales provocados por el síndrome Sjögren

  • Resequedad de la boca.
  • Hinchazón de las glándulas salivales o de la lengua.
  • Infección oral causada por hongos (llamada Cándida): provoca enrojecimiento y ardor en el recubrimiento de la boca y disminución del gusto.
  • Mayor incidencia de caries dental.
  • Deterioro de los dientes especialmente cerca del filo de las encías.
  • Dificultad para tragar o hablar.
  • Dolor de garganta.
  • Mal aliento.
  • Alteraciones en el gusto.
  • Riesgo de enfermedades en las encías.
  • Lesiones orales traumáticas y de etiología autoinmune.

Recomendaciones para evitar la sequedad bucal

  • Mantener una buena higiene bucodental: Para ello debes realizar una correcta limpieza bucodental, eliminar bebidas alcohólicas, el tabaco, y mantener una dieta sana y equilibrada eliminando las comidas y bebidas azucaradas, los ácidos, el picante y comidas muy calientes, para no irritar las zonas sensibles.
  • Debes tener una buena hidratación en la boca añadiendo a tu día a día bebidas sustitutas de la saliva como la leche o el agua, tomando sorbos pequeños de agua durante el día te ayudará a mantener una buena salivación en la boca.
  • Tomar chicles o caramelos sin azúcar para generar más saliva y que las glándulas estén en constante funcionamiento.
  • Usar sustitutos de saliva o geles para cubrir el revestimiento de la cavidad oral, especialmente cuando la boca se reseca más que suele ser durante la noche. Aplicar hidratación labial para proteger tu boca con algún tipo de vaselina o protector labial para que estos no se sequen y así poder evitar que la boca se seque demasiado.
  • Tratar de respirar por la nariz en lugar de por la boca en la medida de lo posible. Especialmente durante la noche humedecer el aire con un humidificador de ambientes, esto te permitirá reducir la sequedad de la garganta y la lengua.

Si tienes problemas de sequedad en tu boca acude a un especialista para valorar el grado de gravedad y por si pudieras padecer el síndrome de Sjögren. Para cualquier duda o aclaración que necesites sobre este tema o cualquier otro en referencia a tu salud bucal somos tu clínica dental de confianza, no dudes en contactarnos llamando al  950 63 17 63. ¡Hasta pronto!

¿Interesado en el TAC dental?

TAC Dental

WhatsAppTeléfonoFinanciaciónEmailUrgencias dentales